Inicio Advantech Módulo CPU en formato tarjeta

Módulo CPU en formato tarjeta

280
0

Módulo CPU en formato tarjeta

Advantech ha presentado su nuevo módulo CPU en formato tarjeta SOM-6896 en formato COM Express 2.1 (PICMG COM.0) compacto y equipado con la quinta generación de procesadores Intel Core.

Dichos procesadores tienen un tamaño de 95×95 mm, menor consumo energético mientras mantienen un rendimiento de primera calidad.

Además, el módulo CPU en formato tarjeta implementa mejoras en el aspecto del rendimiento térmico, contando con un agujero de montaje diseñado alrededor de la CPU con una estructura de placa reforzada que impide que se doble. Con esto se mejora el efecto térmico ofreciendo una excelente conexión entre la placa del módulo y la solución térmica.

La gama de procesadores que puede admitir este módulo CPU en formato tarjeta está compuesta por el Intel Core i7-5650U, i5-5350U, i3-5010U y Celeron. El soporte gráfico se encuentra cubierto por las tarjetas Intel HD Graphics 5500 y 6000 con soporte para DirectX 11.1, OpenGL 4.2, OpenCL 2.0, y los códecs AVC/VC1/MPEG2.

Soporta memorias DDR3L-1600 sin ECC de doble canal, pudiendo montar hasta un total de 16 GB.

En cuanto a las salidas de vídeo, cuenta con soporte para VGA, LVDS, HDMI, DisplayPort, y DVI, pudiendo soportar hasta tres monitores de forma simultánea (por HDMI, DisplayPort y DVI). La conexión HDMI soporta resoluciones hasta 4K (4096×2304 píxeles) a frecuencias de 24 Hz.

Las interfaces de E/S en el módulo CPU en formato tarjeta vienen cubiertas por hasta cuatro slots PCIe x1, a los cuales se pueden conectar sendas placas de expansión. También tiene dos puertos COM, cuatro SATA, dos puertos USB 2.0 y ocho USB 3.0, y un puerto Gigabit Ethernet.

Este módulo CPU en formato tarjeta también puede montar opcionalmente un criptochip TPM para asegurar la ejecución únicamente de aplicaciones confiables en entornos de alta seguridad.

Software para el módulo CPU en formato tarjeta

En el apartado del software, Advantech ofrece el iManager, una serie de APIs programables que ofrecen servicios como el de watchdog multinivel, monitorización del hardware, y otras interfaces user-friendly.

Estas APIs están construidas como una solución en el propio chip, con lo que se asegura que estas funciones seguirán funcionando incluso aunque se produzca un fallo del sistema operativo, ayudándonos a mejorar la estabilidad y compatibilidad del sistema y reduciendo las necesidades para la realización de migraciones.