Inicio Artículos de fondo Tecnología ANT: pequeño y económico

Tecnología ANT: pequeño y económico

341
0

Viene de Un sensor diminuto en el oído

nRF51422 El nRF51422 opera en un ancho de banda de 2.4 GHz lo cual, comparado con el popular nRF51822, permite el uso no sólo de la tecnología Bluetooth Low Energy (BLE) sino también de la tecnología ANT/ANT+.

Estas normas que afectan a las redes de radio están pensadas específicamente para aplicaciones de muy baja potencia y con ellas se consigue un consumo energético todavía menor que con la tecnología BLE. Esto es así porque, a 1 MHz, su canal de frecuencia es la mitad de ancho que el del BLE, de modo que la modulación de datos requiere proporcionalmente menos energía.

Con sólo 15 kB, la tecnología ANT se desarrolló para crear conexiones inalámbricas entre los sensores y sus dispositivos de análisis a cortas distancias de hasta 50 m. Esto significa que este protocolo está muy bien adaptado para aplicaciones deportivas y de fitness, así como para el cuidado de la salud y la telemedicina.

Esta tecnología ya se encuentra instalada en muchos dispositivos, como por ejemplo en trece modelos de teléfonos y tablets Samsung Galaxy y en veintiséis modelos Sony Xperia. Y, por supuesto, los modelos más vendidos actualmente S5 y NotePRO 12.2 de Samsung, y los teléfonos y tablets Z2 de Sony cuentan con la certificación ANT+.

Tecnología ANT Pequeño y EconómicoEsta aceptación generalizada por parte del mercado hace que este protocolo resulte interesante también para Cosinuss°, porque el sensor debe ser capaz de comunicarse con tantos dispositivos como sea posible. Otra de las ventajas de la tecnología ANT es que, a diferencia del Bluetooth/BLE, los derechos de la licencia se pagan con la compra del chip o del módulo, por lo que el fabricante del dispositivo puede utilizar esta tecnología sin ningún costo extra. A diferencia de Bluetooth: desde Febrero 2014 los productos que utilizan este protocolo deben contar con su propia “declaración de conformidad” que debe ser pagada aparte del proceso de calificación (QDID).

Otro punto a favor del nRF51422 es su ancho de banda de 2.4 GHz, debido a una potencia de salida de ‑20 a +4 dBm y a una sensibilidad del receptor de -96 dB. Su arquitectura de software permite una estricta separación entre la pila de protocolos y el software de la aplicación. Los dos pueden ser almacenados por separado y el software del usuario puede integrarse más fácilmente, más rápido y sin errores.

Toda una serie de periféricos tanto analógicos como digitales pueden conectarse sin necesidad de involucrar la CPU. Gracias a los 31 GPIOs integrados, asignados individualmente a diferentes pins, así como al PWM, ADC y otras funciones, no hace falte ningún microcontrolador adicional, lo que permite un ahorro de espacio, dinero y energía.

Sigue en Los desarrolladores requieren rediseños y actualizaciones