Inicio Artículos de fondo Un sensor diminuto en el oído

Un sensor diminuto en el oído

225
0
Johannes Kreuzer - sensor diminuto
Johannes Kreuzer de Cosinuss°

En respuesta a la creciente tendencia a mantenerse en forma así como a la creciente necesidad de un control remoto en medicina, Johannes Kreuzer se propuso desarrollar un proceso de seguimiento de varios parámetros corporales y aspectos mecánicos sin molestar ni obstaculizar para nada a los usuarios.

Como estudiante de doctorado, empezó su fase de investigación básica, llegando a la conclusión que el oído externo resultaba ser el lugar ideal para tomar las medidas vitales de forma cómoda y precisa. El resultado fue el primer sensor no invasivo (es decir, situado fuera del cuerpo) que mide la temperatura corporal, así como el ritmo cardíaco y la saturación de oxígeno en sangre, y consiguiendo así, también, su doctorado!

Dieciocho meses después de completar su doctorado, Johannes Kreuzer, junto con Greta Kreuzer, fundó su propia compañía Cosinussº y empezó a desarrollar el sensor diminuto desde un punto de vista comercial. Este producto no sólo mide la frecuencia cardíaca del usuario, sino que además envía los datos de forma inalámbrica a cualquier teléfono inteligente (tipo smartphone), reloj deportivo o cualquier otro equipo que disponga de Bluetooth 4.0 o ANT+.

Esto significa que con la aplicación deportiva Cosinussº u otras aplicaciones estándar disponibles en el mercado tales como Endomondo, Runtastic Pro o MapMyFitness, tanto los atletas profesionales como los aficionados pueden saber en todo momento sus valores y constantes corporales.

“Siempre he tenido excelentes experiencias con los productos de Nordic Semiconductor, por eso pensé inmediatamente en una solución inalámbrica de Nordic para el primer producto Cosinussº “, explicó Kreuzer.

Cosinuss°Y dado que Rutronik (con sus operaciones logísticas y el equipo técnico mejor preparado) es su principal distribuidor en Europa, este distribuidor fue también la primera opción de este emprendedor. El equipo Rutronik especializado en aplicaciones inalámbricas le proporcionó todo el apoyo técnico para seleccionar el sensor diminuto necesario. Los ingenieros también presentaron componentes de otros fabricantes para ser tomados en consideración.

El principal requisito era que debían ser equipos muy pequeños y que debían proporcionar una transmisión de radio a baja frecuencia. La elección volvió a recaer en el sensor diminuto Nordic Semiconductor: el nRF51422 Single Chip SoC cumplía con todos los requisitos, mejor que cualquier producto de la competencia. Su procesador ARM Cortex M0 de 32 bits se ha diseñado para obtener una máxima potencia de computación y un bajo consumo energético.

Para optimizar aún más su rendimiento, puede ponerse en modo de reposo, activándose en tan sólo 2.5 µs. El software inteligente también ayuda a reducir su consumo de energía, de forma que éste puede ser del orden de 1.75 V. Las pilas botón pueden ofrecer este voltaje mínimo proporcionando, así, al dispositivo, una vida más larga.

El nRF51422 se presenta en una diminuta carcasa 48-pin 6×6 mm QFN, que resulta más fácil de procesar que el mismo chip en una carcasa de 3.5 x 3.8 mm WLCSP todavía más pequeña.

Siga leyendo en: