Inicio Acelerómetros Sensor de inercia para automoción

Sensor de inercia para automoción

530
0

Sensor de inercia para automoción

STMicroelectronics, uno de los mayores fabricantes de semiconductores, ha anunciado un nuevo sensor de inercia para automoción, la Unidad de Medición Inercial (IMU) de seis ejes más compacta del mercado, con certificación para aplicaciones de automoción al ofrecer bajo ruido y elevada resolución de salida.

El sensor de inercia para automoción IMU ASM330LXH resulta ideal para sistemas de navegación en el salpicadero del vehículo que requieren sensores precisos y fiables a la hora de optimizar la posición y la dirección, incluso en caso de ausencia de una señal GNSS (Global Navigation Satellite System) fuerte.

Las señales débiles o intermitentes son comunes en áreas urbanas, túneles y garajes, donde la “visibilidad” directa de los satélites queda bloqueada. Los giroscopios y acelerómetros multi-eje, como el ASM330LXH de seis ejes, “fortalecen” los sofisticados algoritmos de software Dead Reckoning que calculan la posición actual desde una localización previamente determinada por tiempo, aceleración y cambio de dirección. El nuevo sensor de inercia para automoción también se dirige a unidades a bordo para paso de peajes (electronic road tolling) y otros sistemas telemáticos para vehículos.

El sensor de inercia para automoción al detalle

Fabricado en una línea de 8” con tecnología de proceso micromaquinado THELMA3 que permite la integración del mismo silicio en el sensor de aceleración de tres ejes y de ratio angular de tres ejes (giroscopio), la IMU ASM330LXH se monta en un encapsulado Land Grid Array (LGA) de 3 x 3 x 1.1 mm.

El nuevo sensor de inercia para automoción ofrece rangos seleccionables de 2/4/8/16g y 125/245/500/1000/2000 dps con salidas de datos sincronizadas de 16 bit, a 6 user-selectable Output Data Rates, tanto para el giroscopio como para el acelerómetro.

Una salida digital SPI permite el transporte de los datos del sensor al microcontrolador. La unidad también soporta un interface I2C. La eficiencia energética queda garantizada mediante modos power-down, low-power y normal power.

Con la calificación AEC-Q100 para aplicaciones non-safety de automoción, el sensor de inercia para automoción ASM330LXH es un sensor robusto (con resistencia al choque de hasta 10000g) que opera en un rango ampliado de temperatura industrial (de -40 a +85 °C). La fiabilidad electromagnética, por su parte, se asegura con un diseño sólido y la experiencia de ST en packaging.

SERVICIO AL LECTOR gratuito para ampliar info de este producto