Inicio Artículos de fondo Regalar tecnología electrónica

Regalar tecnología electrónica

1444
0

Olvídate del tradicional bolígrafo como detalle corporativo y abraza los pendrives USB o los powerbanks entre otros “cachibaches de tecnología electrónica” que puedes personalizar en tu empresa.

¿Os han dado/regalado alguna vez un bolígrafo? Aunque no os conozca a ninguno de vosotros, que estáis leyendo este artículo, apostaría a que sí, que alguna vez os han dado uno en algún evento, o de alguna empresa. Y no soy persona de apuestas.

Ahora, otra pregunta: ¿cuántos tenéis en casa y cuántos de estos utilizáis habitualmente? No hace falta que respondáis, me lo puedo imaginar basándome en mi experiencia personal. Así que ¿por qué no hacer que estos detalles sean algo más práctico?

El detalle de regalar tecnología electrónica

que a buen seguro uno nunca desecha es una llave USB o un cargador portátil para el móvil, por ejemplo. ¿Por qué? pues por varios motivos, y todos ellos relacionados con el pragmatismo: el almacenamiento USB sirve para varias cosas, desde llevar encima siempre “por si acaso” lo necesitamos, hasta copias de seguridad, tener en ellos archivos que, simplemente, no queremos tener en el mismo disco duro, o para entregar trabajos, currículums, etc.

Por lo que respecta a las baterías externas, es obvio que, si utilizamos un dispositivo móvil de forma muy intensiva, tenemos grandes probabilidades que no llegue a final del día con carga suficiente, y no nos es práctico depender siempre de un enchufe. Llevar la carga en un bolsillo es mucho más práctico, ya que podemos cargar el móvil o el tablet en cualquier lugar y momento. Yo siempre llevo una encima cuando me desplazo, me voy de vacaciones o me marcho a la playa, y en más de una ocasión estos dispositivos me han salvado la vida. Metafóricamente hablando, claro.

Cuando pensamos en regalar tecnología electrónica, habitualmente pensamos en un smartphone o un ordenador para alguien a quien queremos, un regalo grande (aunque su tamaño sea pequeño, porque su funcionalidad es mucho mayor) y muchas veces costosos. Debemos cambiar el chip, y pensar también en esos pequeños objetos tecnológicos que tan prácticos son, como un detalle corporativo que será más apreciado que el típico bolígrafo.

Porque tras dos o tres usos o que la tinta se seque por haberse quedado al sol (desgraciadamente, el triste destino de muchos) es probable que aquel bolígrafo acabe en la basura, con lo que ya nadie más vea nuestra marca.

En cambio, un pendrive puede ser utilizado incluso a diario durante años, ya que aunque la nube haya irrumpido en nuestras vidas y nuestros dispositivos, no todo son ventajas para el almacenamiento online y, si no, podemos ver las ventajas y desventajas de las memorias USB vs la nube.

Regalar tecnología electrónica
Regalar tecnología electrónica

Algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de personalizar individualmente cada unidad de memoria USB con un grabado o serigrafiado, o bien cada cargador para móvil, lo cual está bien para ofrecer como detalle a un amigo, o a un grupo reducido, pero las empresas necesitan algo más para ofrecer a los visitantes de su estand en una feria, por ejemplo.

Es por ello que encontramos también empresas que se dedican a las memorias USB personalizables en cantidades que van a partir del centenar hasta miles.

Algunas ideas para regalar tecnología útil

Obviamente, y aunque haya hablado de ellas de forma extensiva, las memorias USB no son lo único que, en materia de tecnología, podemos obsequiar como detalle corporativo e, incluso, personal. Así que demos un repaso a más opciones:

Altavoces Bluetooth

Pequeños y portátiles, no hace falta recurrir a un bafle de discoteca… Útiles no solamente para amenizar una velada, sino también para la realización de videoconferencias que podemos llevar a cabo en cualquier parte (especialmente si también tienen micro).

La forma de estos, además de cumplir con un propósito de mejora de la calidad de sonido, también puede cumplir con otro propósito estético.

Auriculares (Bluetooth o con cable)

Una variante del anterior caso, para quienes no quieran o no necesiten compartir la música con otros. Pueden tener funcionalidad de manos libres, lo que implica que dispongan de micro, o bien carecer de esta, y podemos jugar con una infinidad de formas.

Cargadores de móviles

Aquí tenemos varias opciones disponibles, siendo los más populares actualmente los cargadores inalámbricos. Cada vez son más los dispositivos que incorporan la capacidad de ser cargados por inducción sin tener que conectar el aparato físicamente con un cable, especialmente los smartphones y smartwatches, pero no incluyen el cargador inalámbrico en sus paquetes de venta.

Es por ello que un cargador inalámbrico ahorra a quien lo recibe el trámite de tener que adquirir uno a sus gadgets.

También podemos optar por un cargador de pared, pero múltiple; cada vez más dispositivos se cargan con un cable USB que, en uno de los extremos, puede ser micro USB o USB-C, pero que en el otro es un USB de tipo A. Un cargador con tres o cuatro puertos USB-A (a poder ser, uno de ellos con capacidad de carga rápida) permitirá a quien lo reciba prescindir del uso de múltiples cargadores, y es especialmente útil cuando se viaja.

Transformadores de enchufes

Indispensables cuando viajamos, los mejores son los que tienen un set de enchufes válidos para casi cualquier país del mundo, y que podemos meter en nuestra maleta sin miedo a tener que adquirir un transformador allá donde vayamos.

Duplicadores de puertos USB

Pensados especialmente para su uso con ordenadores portátiles (siempre faltados de puertos), son un regalo siempre práctico y que quien lo recibe llevará consigo probablemente siempre que lleve su portátil a cuestas.

Protectores para la cámara del portátil

La privacidad es, a día de hoy, un tema candente a todos los niveles, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Hace años, una imagen de Mark Zuckerberg trabajando en la que se podía apreciar la cámara de su ordenador portátil tapada con lo que parecía un papel hizo furor en la red, volviéndose viral. Desde entonces, pedazos de post-it, papeles pegados con cinta adhesiva, e incluso esparadrapo, han sido las soluciones caseras empleadas por los usuarios para proteger su intimidad.

Existe, no obstante, una solución más elegante, pulida y versátil: un protector de plástico. Compuesto generalmente de una pieza que permite la abertura y el cierre, facilita el dejar libre la cámara cuando queremos utilizar una aplicación de videoconferencia mientras la mantiene cerrada cuando no está en uso, evitando así que alguien nos pueda espiar remotamente.

Además, es un elemento que queda siempre enfrente del usuario, que no podrá obviar mirar de cuando en cuando a una pieza de plástico que siempre estará allí, y que llevará el logo de nuestra empresa, o la dedicatoria/recordatorio que le queramos grabar. Su coste, obviamente, tampoco es muy elevado.

Carcasas/fundas para el móvil

Aquí hay que hacer notar que, por la gran variedad de terminales existentes, es imposible encargar nada antes de saber qué teléfono tienen en concreto nuestros clientes o personas a las que queremos agraciar (spoiler: ya puedes ir encargando alguna de iPhone…), aunque sí podemos hacer una previsión de los modelos más populares del mercado. Y siempre será un detalle apreciado, especialmente si además de ser bonita, ofrece una protección extra al terminal.

Memorias USB

Un clásico que no pierde fuelle, puesto que no se ve un horizonte para dejar de utilizarlas pese a la omnipresencia de la nube. Además de personalizarlas con la marca de nuestra empresa, tenemos espacio en ellas que podemos rellenar con catálogos, bonos de descuento, software, documentación… Incluso un sistema operativo entero con arranque desde el pendrive, que podemos orientar a alguna funcionalidad concreta.

Por si esto fuera poco, podemos encargar llaves con mayor número de funcionalidades, como aquellas que también son bolígrafos (mezclamos dos clásicos), llaveros o incluso juguetes.

Powerbanks

No hacen falta grandes capacidades si podemos conseguir tamaños que nos permitan, por ejemplo, utilizarlo como llavero (muchas veces, lo que agradecerán los usuarios es poder llegar al final del día con aquel pequeño porcentaje de batería que les hace falta). Todo es cuestión de sopesar si preferimos ofrecer más capacidad en mayor tamaño, o más portabilidad para que quepa, por ejemplo, en un bolsillo.

Todo ello teniendo en cuenta que con entre 3.000 y 4.000 miliamperios, ya tenemos toda una carga completa de una batería de smartphone o casi.

Docks para ordenadores y smartphones Poco visto y todavía muy caro, pero desde luego daríamos la nota y por bien, no por mal. Con cada día más smartphones incorporando modo de portátil cuando se los conecta a un monitor externo, un dock USB-C con un puerto USB-A y una salida HDMI sería suficiente para utilizar el teléfono como ordenador. E incluso puede ser útil para un ultra portátil que tenga sólo uno de estos puertos.

En prensa escrita, especialmente online, ha tenido experiencia propia editando y dirigiendo su propio medio, y desde hace unos años trabaja como colaborador freelance para varias publicaciones técnicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!

  Acepto la politica de privacidad y la suscripcion gratuita al semanario de noticias.

Informacion sobre proteccion de datos

  • Responsable: NTDhoy, S.L.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestion de comentarios
  • Legitimacion: Su consentimiento
  • Comunicacion de los datos: No se comunican los datos a terceros salvo por obligacion legal.
  • Derechos: Acceso, rectificacion, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@ntdhoy.com.
  • Informacion adicional: Mas informacion en nuestra politica de privacidad.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.