Inicio ARM La ISA RISC-V de código abierto cobra impulso en el sector

La ISA RISC-V de código abierto cobra impulso en el sector

804
0

La arquitectura del conjunto de instrucciones de código abierto

Para los distribuidores de semiconductores, ARM creó una ISA estándar en torno a la cual podían adaptar y mejorar las opciones de interfaz periférica del dispositivo para responder a aplicaciones concretas.

Este planteamiento ha permitido cierto grado de diferenciación del producto en comparación con otros competidores de semiconductores que también utilizan la propiedad intelectual de ARM. Para las ISA consolidadas, como AVR, PIC, etc., la adopción generalizada de ARM ha reducido su alcance global en el mercado.

Sin embargo, para los clientes de procesadores, la decisión arquitectónica de adoptar una ISA de ARM resulta prudente, dado el gran número de proveedores de procesadores existentes, lo que facilita la elección de opciones de compra de una segunda fuente de piezas similares. La normalización del desarrollo en torno a una cadena de herramientas específicas también tiene sentido comercial.

En un sector que ha adoptado muchos conceptos de código abierto, el dominio de las arquitecturas de conjunto de instrucciones de los procesadores parecía muy exclusivo. Hasta que apareció la ISA RISC-V en 2010. Desarrollada inicialmente en la Universidad de California, en Berkeley, como una ISA con fines académicos, la idea de desarrollar la ISA de código abierto no tardó en imponerse. La razón de que fuera de código abierto surgió de la idea de que el diseño de las ISA había cambiado poco en los últimos cuarenta años.

El hecho de que fuera abierta fomentaría una mayor interacción y reutilización del software con la esperanza de sumar a largo plazo el apoyo de los proveedores de las cadenas de herramientas. Al ser una ISA de código abierto, los distribuidores no tienen que pagar derechos, y pueden crear instrucciones y extensiones.

La ISA RISC-V base y las extensiones asociadas se desarrollan y gestionan como un proyecto colectivo entre la comunidad de investigación académica y el sector. La ISA RISC-V admite longitudes de palabra de 32, 64 y 128 bits.

Fundación RISC-V

En 2015, el desarrollo de RISC-V experimentó un avance significativo cuando una alianza de empresas de semiconductores creó la Fundación RISC-V. El atractivo de no tener que pagar derechos y la posibilidad de ampliación captaron el interés de los distribuidores. Las licencias de ARM no pueden ajustar el conjunto de instrucciones para adaptarlo a aplicaciones específicas —de baja potencia, por ejemplo—, pero los licenciatarios de la RISC-V sí pueden. La Fundación RISC-V cuenta con más de 750 miembros del sector.

El creciente interés de los principales proveedores de procesadores en la RISC-V animó a la comunidad de herramientas de software, que empezó a apoyar a la RISC-V en sus IDE y cadenas de herramientas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.