Inicio Electromedicina Fuentes compactas para aplicaciones médicas

Fuentes compactas para aplicaciones médicas

222
0

Fuentes compactas para aplicaciones médicas

XP Power, distribuido por VENCO Electrónica, anuncia las nuevas fuentes compactas para aplicaciones médicas, modelos pertenecientes a las series EML15 de 15 Watios, AC/DC con salida simple, ideal para aplicaciones de electromedicina.

Cumpliendo con la normativa médica 3ª Edición de laEN60601-1, ES60601-1, CSA-C22.2 No. 60601-1, IEC60601-1, estas fuentes compactas para aplicaciones médicas han sido diseñadas para ser la fuente más pequeña en el mercado industrial con esta potencia. La fuente de alimentación provee de protección 2 xMOPP entre primario y secundario. Midiendo sólo 62.0 x 30.7 x 24.4 mm para la versión open frame para montaje en PCB, las fuentes compactas para aplicaciones médicas EML15 ocupan muy poco espacio en la placa y ofrecen una muy alta densidad de potencia para este tipo de fuentes, con 5.3 W por pulgada cúbica. Y con su Clase II, sin necesidad de conexión a tierra, ideal para aplicaciones donde no se dispone de conexión a masa.

Modelos de fuentes compactas para aplicaciones médicas

Están disponibles 8 modelos con salidas simples desde +3.3 a 48 Vdc. Una capacidad de pico de carga, permite a la EML15 dar hasta el 130% de mas sobre la potencia media con el fin de poder soportar aplicaciones donde se requiera picos extra de carga en períodos cortos de tiempo. Esta ventaja permite a los ingenieros de diseño evitar tener que poner una fuente de mayor potencia, ahorrando así un espacio considerable de placa.

Además junto al modelo para PCB, existen otras opciones de encapsulado, para montar en chasis con conectores, y modelos encapsulados para montaje en PCB o con terminales de tornillo. También disponible una accesorio, clip, para montar en carril DIN.

Las series de fuentes compactas para aplicaciones médicas EML15 no necesitan refrigeración forzada, y pueden operar en ambientes de -25 °C a +70 °C. La limitación de potencia está por encima de los 50 °C. No requiere de radiadores.

Además, estas series cumplen con las especificaciones EMC de la EN55022, Clase B conducida y radiada, sin la necesidad de añadir componentes de filtros, etc.