Inicio Artículos de fondo Eficiencia en las fuentes de alimentación

Eficiencia en las fuentes de alimentación

226
0

Eficiencia en las fuentes de alimentaciónLa eficiencia en las fuentes de alimentación es uno de los parámetros clave a considerar cuando se ha de seleccionar la fuente correcta. La presión en los ingenieros de equipos para entregar más funcionalidad en un tamaño cada vez más pequeño, da como resultado un requerimiento de más potencia, lo que tiene un efecto directo en el factor de forma de la fuente de alimentación. La consecuencia de esto es que las fuentes ahora tienen que entregar mas potencia en un factor de forma mucho más pequeño.

Esto, junto con la necesidad de cumplir con la legislación ambiental más exigente, y con eliminarlo minimizar el ventilador del sistema, está obligando a los ingenieros a buscar fuentes de alimentación más eficientes.

Una fuente eficiente significa menos energía se pierde en forma de calor, que es el factor más importante en la fiabilidad de los componentes electrónicos. Por tanto, la eficiencia tiene un gran efecto en la fiabilidad y la vida útil de los equipos. Seleccionar una fuente eficiente también puede significar que el equipo se diseñe sin un ventilador, reduciendo el ruido audible, lo cual es muy deseable en muchas aplicaciones.

Al decidir sobre una fuente especial para una parte del equipo, se puede calcular la en las fuentes de alimentación mínima requerida para que el equipo funcione sin necesidad de ventilador, o con un cierto tiempo de vida garantizado. El ingeniero tiene que decidir sobre unas cuantas documentaciones de fuentes de alimentación para elegir cuál de ellas cumplirá sus criterios de mínima eficiencia.

El mejor de los casos para la eficiencia en las fuentes de alimentación

Los ingenieros que diseñan el equipo deben ser conscientes que la eficiencia que se detalla en las webs o en las documentaciones técnicas, ocurren en el mejor de los escenarios. La que se menciona en el material de marketing es cierta sólo cuando la fuente trabaja en condiciones favorables, o de hecho, en condiciones óptimas. Las condiciones reales de la fuente podrían ser muy diferentes

Eficiencia en las fuentes de alimentaciónPor ejemplo, es común que el mismo equipo industrial o médico se comercialice en cualquier lugar del mundo. Incluso si una fuente de alimentación tiene una “entrada universal”, esto no garantiza que la eficiencia que tenga para todas las entradas de tensión, sea la misma que se menciona en la documentación. La eficiencia con la entrada de tensión más alta, la Europea 230 VAC, será diferente que la que se pueda conseguir con la tensión de entrada más baja, por ejemplo la Japonesa con 100 VAC o los 115 VAC en Norteamérica.

La eficiencia en las fuentes de alimentación, cuando están trabajando bajo las condiciones más exigentes de funcionamiento, debe tenerse presente como la eficiencia en el peor de los casos. Esta eficiencia se puede calcular ahondando en las especificaciones más técnicas del producto, que es lo esencial para asegurar que se selecciona la fuente correcta.

La selección se podría hacer sólo con la eficiencia mencionada en la cabecera de la información proporcionada, tal vez por un precio atractivo; pero sólo encontrando el peor de los casos de las condiciones de trabajo, puede repercutir en que se necesita un ventilador, o se necesita una potencia más elevada para conseguir el rendimiento necesario, lo que redunda en un aumento de costes sobre aquel precio atractivo que teníamos al principio. Por eso es vital trabajar con las eficiencias en el peor de los casos desde el primer día.

Continúa en Factores que afectan la eficiencia