Inicio Electrónica Tecnología IoMT para la supervisión y la atención médica en el hogar

Tecnología IoMT para la supervisión y la atención médica en el hogar

2907
0

Monitorización remota y asistencia sanitaria nacional

Como parte de su marco Dynamic Purchasing System (DPS), el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido ya ha aprobado a más de 30 fabricantes como proveedores de consulta en línea (online), como Medicspot, una compañía que usa dispositivos médicos conectados a internet para ofrecer un diagnóstico remoto.

La Medicspot Station se suele ubicar en farmacias, permitiendo que los pacientes tengan una “consulta privada” con uno de los doctores de Medicspot a través de un enlace de vídeo. Los dispositivos conectados a la estación incluyen un tensiómetro, un termómetro, un pulsioxímetro, una cámara de primer plano y un estetoscopio.

Bajo la supervisión del doctor, el paciente se someterá a un examen colocando su dedo en el pulsioxímetro o sosteniendo el estetoscopio contra su pecho, por ejemplo. Una vez que se lleva a cabo el diagnóstico remoto, el paciente recibe una receta que se puede surtir en la farmacia.

La compañía afirma que su tecnología permite tratar alrededor de un 70 por ciento más de afecciones que las tratadas con otros servicios remotos, como una consulta de “solo video” con un médico de cabecera.

IoMT también está emergiendo en el sector del estilo de vida, al llevar capacidades de diagnóstico a dispositivos weareables que ya se utilizan para monitorizar ejercicios de fitness o registrar la actividad.

Por ejemplo, los relojes inteligentes se pueden utilizar para conectar un sensor inteligente y así poder transmitir datos a través de la nube a un médico para un diagnóstico remoto.

Los monitores continuos de la glucosa (CGM) han estado en el mercado durante algún tiempo, pero ahora también se están volviendo “más inteligentes” a través de aplicaciones (app) que se ejecutan en teléfonos móviles o relojes inteligentes. Una vez que se conectan al sensor, normalmente mediante Bluetooth, la app recibe datos del CGM y muestra los resultados al usuario. La salida puede ser tan sencilla como una indicación “bien/mal” o más compleja si el paciente necesita conocer más información. Esencialmente, la evaluación compleja de los datos brutos es manejada por la potencia informática del dispositivo inteligente, proporcionando al usuario sólo la información requerida para ayudar a controlar su condición.

Los tensiómetros ahora se pueden controlar fácilmente usando una app de teléfono móvil y mandar los datos a la nube o al doctor
Los tensiómetros ahora se pueden controlar fácilmente usando una app de teléfono móvil y mandar los datos a la nube o al doctor

Esto ahora se está ampliando para incluir la administración automática de insulina. OpenAPS (Automatic Pancreas System) es una iniciativa de código abierto creada por una pareja que jaqueó un CGM para usar sus datos y así controlar una bomba de insulina utilizando una Raspberry Pi.

De manera similar, también hay varios ejemplos en el mercado de inhaladores conectados para aquellas personas que padecen asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Propeller fabrica un sensor conectado que se adapta a prácticamente cualquier inhalador manual para monitorizar la salud respiratoria del usuario. Al igual que otros muchos sensores inteligentes de IoMT, se conecta a una app que se ejecuta en un teléfono inteligente/tableta para dotar al paciente de un acceso completo a los datos y su significado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.