Inicio ARM Microprocesadores ARM de propósito general

Microprocesadores ARM de propósito general

425
0

Microprocesadores ARM de propósito general

La compañía fabricante de semiconductores norteamericana Freescale ha presentado, en el marco de su foro tecnológico, la serie nueva de microprocesadores ARM de propósito general denominados i.MX 7, pensados para aplicaciones de uso en general.

Es una nueva generación de la plataforma i.MX, que sucede a la i.MX 6, sobre la cual tiene la ventaja de consumir solamente una tercera parte de la energía que necesita para funcionar. La potencia del núcleo es de 15,7 DMIPS/mW.

Es el primer microprocesador de propósito general de la industria que incorpora tanto núcleos ARM Cortex-A7, como Cortex-M4. También presenta un nuevo modo LPSR (Low Power State Retention) de 250 μW.

Si todas estas tecnologías incorporadas en los microprocesadores ARM de propósito general las juntamos con el nuevo PMIC PF3000 de Freescale, tendremos en nuestras manos una herramienta que nos permitirá desatar todo el potencial de los wearables o de los dispositivos de la Internet de las Cosas (IoT), entre otros formatos.

Los primeros miembros de esta nueva serie de microprocesadores ARM de propósito general que utilizan dos cores distintos son el i.MX 7Solo y el i.MX 7Dual, los cuales montan núcleos Cortex-A7 funcionando a una velocidad de hasta 1 GHz, y núcleos Cortex-M4 funcionando hasta a 266 MHz.

Ambos tipos de núcleo llegan a una eficiencia de 100 μW/MHz y 70 μW/MHz respectivamente, y cada uno de ellos por separado puede ser configurado para que ofrezca el rendimiento (y, por lo tanto, con el correspondiente consumo aparejado) que se necesite para la aplicación.

Usos en los nuevos microprocesadores ARM de propósito general

Gracias a este uso “bajo demanda”, la serie de microprocesadores i.MX es muy versátil para ejecutar interfaces gráficas, por ejemplo, si así lo necesita la aplicación para la que han sido utilizados.

Cuando la tarea no requiera de la potencia de procesamiento del núcleo Cortex-A7, se podrá ejecutar sobre el Cortex-M4, consumiendo menores recursos. El modo LPSR mencionado antes permite un ahorro en el consumo del 48% respecto a la competencia, según afirman desde Freescale.

Dicho modo es ideal para su uso en dispositivos que están alimentados por pilas o baterías, ya que maximizan la carga de estas.