Inicio Componentes activos IGBT de 650 V para vehículos híbridos

IGBT de 650 V para vehículos híbridos

301
0

IGBT de 650 V para vehículos híbridos Mouser Electronics, una filial de TTI, y distribuidor global de semiconductores y componentes electrónicos, informa que su representada Infineon Technologies ha anunciado una nueva familia de IGBT de 650 V para vehículos híbridos y eléctricos que puede desarrollar la máxima eficiencia en aplicaciones de automoción con conmutación rápida.

Estos IGBT TRENCHSTOP 5 AUTO con calificación AEC-Q contribuyen a reducir las pérdidas de potencia y aumentar la fiabilidad en aplicaciones de vehículos híbridos (HEV) y eléctricos (EV), como carga a bordo, corrección de factor de potencia (PFC) y conversión DC/DC y DC/AC.

Los nuevos modelos de IGBT de 650 V para vehículos híbridos tienen 50 V más de tensión de bloqueo que anteriores IGBT de automoción y alcanzan los mayores niveles de eficiencia gracias a la tecnología de oblea fina (thin wafer) TRENCHSTOP 5.

En comparación con tecnologías state-of-the-art, disminuye la tensión de saturación (V CE(sat)) en 200 mV, reduce las pérdidas de conmutación y minimiza la carga de puerta en un factor de 2.5.

Estas mejoras también se traducen en mayor fiabilidad y menor necesidad de refrigeración.

Al usar IGBT TRENCHSTOP 5 AUTO, los diseñadores pueden contar con ganancias de eficiencia que permiten aumentar la autonomía con baterías de menor tamaño. En el caso de HEV, es posible reducir el consumo de combustible y, por lo tanto, las emisiones de CO2.

Estos IGBT de 650 V para vehículos híbridos, con ratios de corriente de 40 o 50 A, se encuentran disponibles como dispositivos discretos o co-encapsulados con un diodo de silicio “Rapid” ultrarrápido de Infineon.

Los nuevos dispositivos se suministran en encapsulados TO-247.

Ejemplo de ganancia de eficiencia al usar un IGBT de 650 V para vehículos híbridos

En una PFC típica usada en cargadores on-board, el reemplazo de tecnologías state-of-the-art por IGBT TRENCHSTOP 5 AUTO ha demostrado un incremento de eficiencia desde el 97.5 al 97.9 por ciento. En el caso de un cargador de 3 kW esto equivale a una reducción de la pérdida de potencia de 13 W. Asumiendo un tiempo de carga de cinco horas, esto también permitiría disminuir las emisiones de CO2 en 30 gramos en un solo ciclo de carga.

SERVICIO AL LECTOR gratuito para ampliar info de este producto