Inicio Componentes activos Flip-flops disparados por flanco

Flip-flops disparados por flanco

435
0

Flip-flops disparados por flanco

La compañía gala X-REL Semiconductor ha presentado dos flip-flops disparados por flanco, nuevos productos dirigidos al mercado de las aplicaciones digitales en mercados de alta demanda cómo, por ejemplo, el aeroespacial, el industrial, los vehículos híbridos y eléctricos, del transporte y las energías (petróleo, gas y geotermal).

La familia de flip-flops disparados por flanco XTR50010 se dirige a aplicaciones de comunicación bidireccional de datos entre múltiples tensiones de alimentación, con velocidades de datos de hasta 30 Mbps y temperaturas operacionales de más de 230 grados centígrados.

Esta familia de productos se divide en dos líneas, en función de si las direcciones de la señal de datos se seleccionan individualmente o en grupo. Las tensiones de alimentación en ambos lados de los componentes de cambio de nivel pueden ir desde los 2,5 V a los 5,5 V. Los pins de control de dirección pueden ser controlados desde cualquiera de los dominios que proporcionan energía.

Para dispositivos con selección individual de la dirección de transmisión, la dirección terminal de cada puerto de datos de E/S es seleccionada automáticamente basándose en qué lado de la señal está controlado externamente. El componente decide por sí mismo. Los productos de esta línea son el XTR50011 y el XTR50012.

La segunda nueva familia de estos flip-flops disparados por flanco presentada por X-Rel Semiconductor ha sido la XTR54170 para productos flip-flop de borde positivo D. Para esta, tenemos dos referencias que equivalen a productos estándar: el primero de ellos, el XTR54175, es un quad D flip-flop with clear, mientras que el segundo, el XTR541G74, es un single Positive-Edge D flip-flop con set y reset.

Otras propiedades de los flip-flops disparados por flanco

Cómo ocurre con todos los productos de la misma empresa, las familias XTR50010 y XTR54170 pueden operar correctamente en un rango de temperaturas que va de los -60 grados centígrados hasta los +230 (por cinco años a +230ºC). Evidentemente, a temperaturas inferiores a su máxima, estos dispositivos pueden trabajar perfectamente y, además, alargan con ello su ciclo de vida.