Inicio Accesorios Cintas de absorción EMI

Cintas de absorción EMI

184
0

Cintas de absorción EMI

Mouser Electronics, un distribuidor mundial de recursos de ingeniería y de componentes semiconductores y electrónicos, está poniendo a la venta las hojas y cintas de absorción EMI fabricadas por Molex y con el nombre comercial HOZOX.

Con sólo 0,1 mm de espesor, estas cintas de absorción EMI son láminas flexibles que suprimen la mayoría de interferencias electromagnéticas indeseadas, mientras que cumplen con las regulaciones EMC de los gobiernos de todo el mundo.

La estructura de doble capa única de las cintas de absorción EMI HOZOX permite a la lámina absorber de manera eficiente tanto Megahercios como Gigahercios de energía electromagnética, proporcionando una amplia gama de protección EMI para una variedad de aplicaciones.

Las cintas de absorción EMI HOZOX de Molex, disponibles en Mouser Electronics, proporcionan una excelente reducción del ruido EMI para muchos sistemas electrónicos. La interferencia electromagnética puede interferir con el funcionamiento adecuado de muchos sistemas electrónicos mediante la inducción de corrientes eléctricas en el cableado y en las tarjetas de los PC, dando como resultado un difícil diagnóstico del mal funcionamiento del equipo. Además, las EMI pueden provocar un calentamiento espontáneo en los metales magnéticamente conductores, dando lugar a problemas de sobrecalentamiento que pueden provocar fallos por daños térmicos a los componentes del equipo.

Composición de las cintas de absorción EMI

Las láminas de absorción HOZOX EMI inhiben las EMI utilizando un diseño único de dos capas. La capa magnética se compone de un polvo sendust que absorbe eficientemente el ruido electromagnético de baja frecuencia. La capa conductora mucho más delgada se compone de polvo de ferrita mezclado con cables nano-carbono que mitigan la energía electromagnética de alta frecuencia. En conjunto, estas capas dobles proporcionan una excelente protección EMI en un amplio intervalo de frecuencias. Se aplica una capa de adhesivo a la capa conductora lo que permite que las hojas se peguen firmemente en su lugar. Opcionalmente, el adhesivo se puede aplicar a la capa magnética. Una vez aplicado correctamente, la lámina mantiene los campos electromagnéticos apartados de forma segura.