Inicio Artículos de fondo Los costes de un diseño electrónico

Los costes de un diseño electrónico

2107
0

A la hora de empezar un diseño electrónico no solo hay que tener en cuenta el producto final o los componentes que vamos a necesitar, hay que ir desde el principio al origen de la idea y, sobre todo, hay que controlar los costes desde el minuto uno del diseño.

Así, aunque tengamos todas las partes en la cabeza, es conveniente empezar por un programa de contabilidad y facturación gratis como el que ofrece Ayuda T Pymes a sus clientes para controlar todos los pasos que vamos a ir dando desde el principio.

El diseño paso a paso con inteligencia y estudio de costes

Afortunadamente, las cosas han cambiado mucho, y para bien, en el aspecto del diseño electrónico de cualquier equipo.

En primer lugar, la idea. Como siempre, primero hay que pensar en el producto final. Qué problema solucionará y cual debe ser su desarrollo y finalidad.

Luego, debemos tener en cuenta algo muy preciado hoy en día en el diseño: el tamaño. Pensad que cada vez se busca reducir las dimensiones de cualquier cosa que se fabrique y, con mucho empeño en conseguirlo, todas las partes se piensan de la misma forma.

De aquí, que lo siguiente sean los componentes, y en esto, las posibilidades se vuelven a ampliar. Desde diseñar la placa PCB con los componentes a utilizar una placa de pruebas en la que vamos incorporando los componentes según se precisen o, como viene siendo habitual desde hace algunos pocos años, recurrimos a módulos y tarjetas embebidas con funciones incorporadas, que nos permiten avanzar a pasos de gigante hacia el producto final, con los consecuentes beneficios de no tener que probar el conjunto, sino que ya son partes probadas y tan solo hay que evidenciar el funcionamiento final de todo el equipo ensamblado.

En este momento, la diversidad de posibilidades crece exponencialmente, tanto en formatos físicos, cada vez más reducidos sin perder la potencia, como en posibilidades de software, tanto en código libre como en software comercial estándar.

Ahora, una vez unida la idea con los componentes pasamos al diseño del contenedor y para esto, la tecnología ha creado las maravillosas impresoras 3D que permiten crear un solo prototipo sin costes enormes y con todas las posibilidades de cambios sobre la marcha y según las necesidades.

Los costes de un diseño electrónico

Y después, podemos pasar a la producción a gran escala del producto final. Igualmente, la necesidad de pequeñas o grandes series nos influye en los costes y aquí si que es necesario un buen programa de contabilidad que nos muestre el rendimiento de todo el proceso y los beneficios de este una vez puesto en marcha.

Como hemos dicho muchas veces, contar con buenos profesionales para un diseño electrónico es un ahorro de costes y hay que pensarlo desde el principio de la idea hasta su salida al mercado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.