Inicio Exar Corporation Interfaz de sensor altamente integrada

Interfaz de sensor altamente integrada

164
0

Exar Corporation, proveedor de circuitos integrados y soluciones de sistemas, ha presentado su nueva interfaz de sensor altamente integrada AFE (analog front end) XR10910 que proporciona calibración a las salidas de sensores.

El XR10910 ofrece un multiplexor diferencial 16:1 en placa, corrección DAC offset, instrumentación amplificadora programable de ganancia, y referencia de voltaje.

Esta interfaz de sensor altamente integrada proporciona una linearidad de señal de ruta de 14 bits, y ha sido diseñado para conectar múltiples sensores de bridge a un microcontrolador o un FPGA (field-programmable gate array) con un ADC embebido.

El DAC integrado proporciona calibración offset para cualquier voltaje offset generado por sensores de bridge, mejorando la sensibilidad y la precisión globales del sistema. Es posible configurar un valor offset independiente para cada una de las 16 entradas diferenciadas.

Además, la nueva interfaz de sensor altamente integrada XR10910 permite al usuario seleccionar entre ocho configuraciones de ganancia fija, desde los 2 V/V hasta los 760 V/V, para asegurar que la señal amplificada del sensor cae dentro del rango óptimo del ADC downstream.

El LDO integrado proporciona un voltaje regulado para alimentar los sensores, pudiéndose seleccionar entre 3 y 2,65 V para mantener la compatibilidad con voltajes bajos. Una interfaz serial I2C proporciona una forma fácil de controlar las muchas funciones que puede proporcionar esta interfaz de sensor que permite conectar múltiples sensores.

Energía en la nueva interfaz de sensor altamente integrada

Para la alimentación del propio dispositivo, el XR10910 puede trabajar con fuentes que van desde los 2,7 hasta los 5 V, ofreciendo un amplio rango de alimentación digital que va desde los 1,8 hasta los 5 V.

De forma típica, consume 457 µA de corriente, y ofrece un modo sleep con el cual se reduce el consumo hasta solamente los 45 µA.

En cuanto a las normativas, esta interfaz de sensor altamente integrada para la conectividad entre sensores cumple con la RoHS europea, y carece de halógeno (es, por lo tanto, un dispositivo “verde”).

Se vende en cantidades y facilita el ahorro de espacio gracias a su empaquetado QFN.