Inicio Electromedicina Fuente de alimentación de 225 W

Fuente de alimentación de 225 W

176
0

Fuente de alimentación de 225 W

La compañía sueca especializada en fuentes de alimentación Powerbox, ha presentado en sociedad su nueva serie de conversores AC/DC de marco abierto y salida única (single output) bautizada como Medline 225.

El “Med” del nombre hace referencia a su objetivo: para diseños en aplicaciones médicas de tipo BF.

El primer modelo de esta fuente de alimentación de 225 W es el OFM225, que ofrece una potencia de salida continua de 225 W con convección natural a 40 grados centígrados de temperatura ambiente, pudiendo incrementar hasta los 325 W si se fuerza la refrigeración por aire a 12 CFM.

Es posible interconectar varias unidades en paralelo para que compartan la carga.

Las dimensiones de esta fuente de alimentación de 225 W con corriente continua y protección contra exceso de temperatura son de tres pulgadas por cinco (7,62×12,7 cm) por 1,5 pulgadas (3,81 cm) de altura.

Pensada para su uso en aplicaciones de tipo BF, la unidad puede soportar 4.000 VAC desde la entrada y hasta la salida y la toma de tierra, tiene una corriente de fuga de menos de 100µA.

En su interior encontramos la topología de conversión en un paso de Powerbox, en la cual el factor de corrección de potencia, el aislamiento y la regulación se combinan en un solo paso de conversión, con un número de componentes que se mantiene por debajo de los 120. Esto contribuye a una eficiencia del 93%, con una potencia en carga cero de medio millón de horas.

Seguridad en la fuente de alimentación de 225 W

Dispone de protección contra sobretensiones, así como protección ante sobrecargas y cortocircuitos con recuperación automática que se suma a la seguridad de funcionamiento, que se ve reforzada todavía más por la protección inteligente para prevención del exceso de temperatura, regulando la potencia de salida en caso que la temperatura se dispare hacia arriba.

Además del aumento de la esperanza de vida, esta función aumenta la sostenibilidad de la sobrecarga a corto plazo y reduce el riesgo de apagado en caso de exceso de temperatura.