Inicio Artículos de fondo Conociendo los componentes internos de un teléfono móvil

Conociendo los componentes internos de un teléfono móvil

747
0

Aun a pesar de que el teléfono móvil forma parte capital de nuestro día a día, son muchos los usuarios que desconocen cuáles son sus componentes. Una necesidad que no sólo permite entender sus errores, sino que, a su vez, agiliza la identificación y asistencia de cualquier tipo de desperfecto.

Por qué conocer las piezas de un móvil

Como sucede en otras ocasiones, una gran cantidad de objetos que nos rodean, sobe todo tecnológicos, y que usamos a todas horas guardan en su interior una anatomía que, por desgracia, siempre desconocemos. Posiblemente, una de las razones sea el abandono de aquel impulso de la niñez que nos llevaba a diseccionar cualquier utensilio, a escudriñar en su interior para, simplemente, saber qué había ahí. Sin embargo, la realidad es que conocer y apreciar todo cuanto compone, por ejemplo, un teléfono móvil puede sernos de gran utilidad para arreglar sus errores con rapidez. Aunque siempre haga falta un experto, al menos pudiendo identificar la raíz de los fallos.

Nuestro vínculo con el teléfono móvil no va más allá de su uso masivo y a diario, por lo que acostumbramos a ignorar cuáles son las razones de sus desperfectos más comunes, que tanto tienen que ver con una pantalla rayada como con un defecto en la entrada al puerto de carga. Si bien es cierto que en tiendas online como www.chipspain.com puedes encontrar los diferentes componentes electrónicos para reparar tu teléfono móvil o sustituir la pantalla del mismo, así como para tablet, y piezas de recambio de las principales marcas, nuestra negligencia sigue ahí. Y es que, hemos olvidado que el nuevo manitas debe entender también de tecnología.

¿Qué puede fallar?

Evidentemente, sin experiencia, conocer todo cuanto compone un teléfono móvil no nos asegura saber cómo reparar sus fallos, pero sí entender qué es lo que falla o identificar la pieza de recambio que necesitamos fácilmente. De hecho, esto puede ayudarnos a ahorrar dinero, dado que no será necesario que un técnico demore muchas horas en averiguar el problema. Nosotros, como usuarios frecuentes y a diferencia de los expertos que deberán invertir mucho tiempo en escudriñar el móvil, sabemos los errores más frecuentes que afectan a nuestro dispositivo en su uso diario. Por lo que entender sus componentes nos permitiría elaborar con rapidez un diagnóstico.

Conociendo los componentes internos de un teléfono móvil

Algunos de los errores más comunes son de índole estética y ergonómica, como por ejemplo una pantalla picada o rayada que, fabricada con cristal líquido o LED, es lo que nos permite interactuar con el dispositivo. Asimismo, otros fallos pueden tener que ver con la batería, manufacturada con coltán, y que puede perjudicar la autonomía de nuestro móvil. Un último caso común de errores está también relacionado con el micrófono y los altavoces que, dado a su reducido tamaño, puede albergar suciedad o pequeños cuerpos en sus rendijas, lo que interrumpe la nitidez tanto de nuestra voz al comunicarnos como de la música que escuchamos.

Hurgando tras la pantalla

Entrando en profundidad, los teléfonos móviles se componen también de un tablero de circuitos, que es la arquitectura interna del teléfono permitiendo que sus demás partes se comuniquen entre sí, y el circuito integrado, que contribuye a las distintas funciones que admite este dispositivo. Del mismo modo, este dispositivo guarda también muchos más entresijos, como lo son las antenas miniaturizadas de WiFi e Internet, como también la conexión GPS o incluso las tarjetas de memoria. Componentes cuyos fallos debemos saber detectar tanto como sus respectivos recambios.

En algunos casos, y contando con la gran cantidad de tutoriales para reparar móviles que podemos encontrar fácilmente en la red, es posible que podamos valernos por nosotros mismos y reparar nuestro móvil. Para ello, basta con haber identificado el fallo –recomendando contrastar el hallazgo con un experto para salir de dudas– y buscar el componente que necesitamos en una tienda online como Chipspain. Donde podremos adquirir desde conectores de carga y micrófono, así como carcasas y tapas traseras, hasta sensores de huella dactilar, cámaras frontales y traseras y placas base. Pues, aunque su uso sea fácil, un teléfono móvil guarda todo tipo de piezas en su interior.

Reparar componentes defectuosos

Nuevamente, conocer los componentes de un móvil o un smartphone no nos asegura ser capaces de repararlo, pero sí agiliza el proceso al poder detectar con rapidez dónde está el problema. Asimismo, y aun encontrando piezas de marca blanca, es también recomendable recurrir siempre a recambios de la marca de nuestro móvil, por lo que así evitaremos problemas de incompatibilidad y otros errores derivados. Del mismo modo que no nutrimos con diésel un coche que funciona a gasolina, debemos evitar incompatibilidad entre las piezas de un móvil.

Por el mismo motivo, y eludiendo algunos espacios cuya fiabilidad es algo dudosa, es también recomendable acudir a tiendas especializadas y seguras como Chipspain. Una plataforma que, creada en 2002 por un grupo de jóvenes apasionados por la tecnología y reuniendo a más de 300.000 clientes en su haber, ha contribuido a la esperanza de vida y la calidad de nuestros teléfonos móviles. Un servicio fino y de gran calidad donde encontrar todo tipo de piezas y recambios para nuestro móvil. Y, a partir de aquí, si nos atrevemos, sólo quedará reparar el dispositivo por nuestra cuenta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.