Inicio 3M Aislante para transformadores en aceite

Aislante para transformadores en aceite

457
0

3M, a través de su Departamento de Mercados Eléctricos, ha introducido una solución mejorada de aislante para transformadores en aceite de alta temperatura. El nuevo Liquid-Filled Transformer Insulation (LFT insulation) ha sido diseñado para ofrecer estabilidad térmica, baja absorción de humedad, elevada conductividad térmica y gran fiabilidad a largo plazo.

La necesidad de nuevos materiales que ayuden a maximizar el rendimiento de los transformadores representa una demanda global en los requerimientos de eficiencia. Esto se está traduciendo en la presencia de transformadores más voluminosos y pesados al aumentar el tamaño de pedestal.

Ante los nuevos estándares, como IEEE C57.154 e IEC 60076-14, el aislamiento LFT combinado con líquidos aislantes de alta temperatura y otros componentes puede contribuir a disminuir el tamaño del transformador. Por ejemplo, en un diseño de bobina para una mayor clase térmica, el aislante para transformadores en aceite LFT permite construir un transformador con menor cantidad de conductor y líquido y menor tamaño de tanque. De esta forma, también se reduce el coste en materiales.

El aislante para transformadores en aceite LFT ha conseguido una ratio de Clase Térmica de +155 °C en aceite mineral (35 °C más que el aislante mediante papel kraft) en las pruebas de envejecimiento térmico a largo plazo (IEEE C57.100™-2011 Anexos A y B).

La solución LFTI tiene un contenido de humedad del 1 por ciento con una humedad relativa del 50 por ciento y menos del 5 por ciento con una humedad relativa del 95 por ciento. Estos datos son siete veces inferiores a los del papel kraft. El aislante para transformadores en aceite LFT vuelve así a ayudar a disminuir los costes de fabricación, ya que se requiere menos energía para secar las bobinas del transformador.

Otras propiedades del aislante para transformadores en aceite

Aislante para transformadores en aceiteEl nuevo aislante de 3M ofrece una conductividad térmica diez veces mayor a la de la celulosa convencional. De esta forma, se puede incrementar la disipación de calor y bajar la temperatura de puntos calientes de bobina.

Con esta alternativa, los diseñadores de transformadores responden a los requisitos de sostenibilidad con mínimo impacto ambiental. Al incrementar la clase térmica y la conductividad, los transformadores se pueden desarrollar con menos materiales y desperdicios. El aislamiento LFT cumple las directivas RoHS y REACH.

El nuevo aislante para transformadores en aceite resiste la degradación durante la exposición a la humedad por el ingreso de agua para aumentar la fiabilidad a largo plazo, un factor esencial en transformadores con baño de líquido que deben superar los requisitos de las empresas energéticas.