Inicio Pepperl+Fuchs Sensores de pequeño tamaño y altas prestaciones

Sensores de pequeño tamaño y altas prestaciones

194
0

Pepperl+Fuchs ofrece sensores pequeños y compactos que incorporan tecnología inductiva, de ultrasonidos, fotoelectricidad y AS-Interface.

Sensores de pequeño tamaño y altas prestaciones Los sensores cuyo funcionamiento se basa en el principio inductivo detectan objetos metálicos sin contacto y por tanto no sufren desgaste.

Entre las ventajas de la proximidad inductiva se encuentran una total ausencia de mantenimiento y una extraordinaria resistencia a fuentes de interferencias muy próximas a la aplicación. Polvo, suciedad, vibración y humedad no influyen sobre la capacidad de estos sensores de detectar, contar y controlar procesos en numerosas aplicaciones.

La nueva generación de ultrasonidos de la serie F77, con su diseño compacto, puede detectar de forma precisa objetos hechos con los materiales más problemáticos, como objetos reflectivos o transparentes.

El estrecho cono de proyección y la zona de sombra extremadamente reducida de 10 mm permiten la detección de objetos a través de las agrupaciones extremadamente densas de componentes en la máquina. La serie F77 ofrece un grado de inmunidad impresionante al ruido de la planta y se puede integrar de forma sencilla en máquinas con poco espacio disponible.

El desarrollo más reciente dentro de la categoría de carcasas miniatura es la serie R2. Entre las características especiales de esta serie de tamaño ultrarreducido se encuentran su extrema robustez, sencillo manejo y fácil instalación. Su carcasa extremadamente pequeña con una salida del cable en 45° permite una instalación que ahorra espacio en la planta. Gracias a su cara frontal plana de cristal a prueba de arañazos, el R2 se puede montar cerca del objeto en movimiento. El pequeño punto luminoso y el gran número de funciones abren la puerta a un nuevo abanico de soluciones.

AS-Interface es la solución estándar para una interconexión sencilla y económica de sensores y actuadores en campo. Pepperl+Fuchs ha desarrollado la serie ultracompacta G10, que es el módulo de interface más pequeño del mundo en IP68/69K. Estos módulos de una sola pieza se adaptan a cualquier conducción para cable y destacan por su sencillo montaje; solo hay que insertar el cable plano, ajustar el cierre y atornillar. Su exclusivo mecanismo rotatorio asegura un contacto fiable.